Dieta para embarazadas

Tanto durante el embarazo como durante el amamantamiento, es muy importante la dieta de la madre.

La dieta de la embarazada debe ser variada y equilibrada, con cereales, frutas y verduras, alimentos ricos en calcio y proteínas, hidratos de carbono, así como consumir los líquidos suficientes.

Dieta para embarazadas photo

Respecto a la cantidad, podemos guiarnos de la sensación de hambre y sed. No es cierto que tenga que aumentarse la cantidad de alimentos, sino que debemos adaptarlos a las nuevas demandas metabólicas. Además, durante la lactancia el cuerpo utiliza las reservas de grasa acumuladas durante la gestación, por lo que ayuda a la madre a recuperar su peso inicial.

Hay algunas recomendaciones:

  • Podemos conseguir las suficientes proteínas a partir de carnes magras (pollo, pavo), pescados y huevos.
  • Es mejor que los hidratos de carbono sean complejos, como el pan, legumbres, arroz, pastas y patatas.
  • Se recomienda aumentar el consumo de ácido fólico y vitaminas, lo que podemos conseguir aumentando el consumo de frutas y verduras. Además la fruta, sobre todo si la consumimos con piel, aporta la cantidad de fibra necesaria.
  • En caso de vegetarianos estrictos, que no consumen o consumen poca leche y huevos, deberían tomar a diario vitamina B12. Es muy importante que la madre lactante tenga cubiertas las necesidades de esta vitamina, ya que si no podría afectar al recién nacido.

El tabaco debería evitarse en su totalidad durante el periodo de lactancia, ya que la nicotina pasa a la leche materna y además disminuye la producción de leche. Si la madre decide seguir fumando, es mejor suspender la lactancia.

La cafeína (té, café, algunos refrescos) también afecta al bebé causándole insomnio e inquietud, así que se debe moderar o evitar su consumo.

El exceso de alcohol también disminuye la producción de leche, y si se consume en exceso puede intoxicar de forma grave al niño, y afectar a su desarrollo psicomotor.

Respecto a los medicamentos, es importante consultar con el pediatra antes de iniciar un tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *