Diabetes y ejercicio

El ejercicio mejora la salud en general, disminuye el nivel de glucosa en sangre y previene enfermedades del corazón.

El mejor ejercicio es el de tipo aeróbico que utilice muchos grupos musculares. Se recomienda caminar ligero una vez al día. Al principio, si el paciente no está acostumbrado al ejercicio físico puede empezar caminando 20 minutos tres veces a la semana, e ir aumentando los días y los minutos hasta poder llegar a caminar una hora diaria, o realizar alguna otra actividad de 4 a 6 veces a la semana, como por ejemplo: correr, bailar, nadar, patinar, esquiar, ciclismo, etc.

Diabetes y ejercicio photo

Hay que tener en cuenta una serie de precauciones:

  • Realizar un reconocimiento médico antes de comenzar con la rutina de ejercicio, y una valoración al menos una vez al año, y por supuesto si ocurre alguna alteración durante el deporte.
  • Controlar la glucemia tanto antes como después del ejercicio, y durante si estamos mucho tiempo. No se debe comenzar si hay más de 300 mg/dl de glucosa en sangre o  hipoglucemia (menos de 60) hasta que ésta esté recuperada.
  • Los diabéticos deben llevar una fuente de hidratos de carbono al realizar ejercicio, por ejemplo una bebida azucarada ya que se absorbe más rápido. (sobre todo los diabéticos insulinodependientes).
  • No hay que olvidar consumir líquidos suficientes.
  • Recordar las precauciones que los diabéticos deben seguir con los pies y por tanto llevar un calzado adecuado y calcetines de algodón, y como siempre revisar los pies al final del ejercicio.
  • Realizar ejercicio acompañado.
  • En diabéticos tipo 1 que vayan a realizar un ejercicio intenso, deben intentar evitar las horas que coincidan con los picos de máxima acción de la insulina, y compensar el ejercicio aumentando la ingesta de hidratos de carbono antes y durante el ejercicio (cada media hora).

Tagged: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *